Make your own free website on Tripod.com

Volver a la PrincipalAquí hay un sentido para vivirla. ¡Luchar por preservarla!
http://grupooptar.tripod.com

¿Quienes Somos?.

Optar ¿por qué?.

Temas de Salud.

Temas de Adicciones.

Otros relacionados.

Otros temas.

Chat

Tablón de mensajes

¿Cómo ayudar?.

Volver a la Principal

 

Diseñó:
Esteban Delisio
2.001

 

 

 

ANÁLISIS SOCIOLÓGICO

SOBRE LOS DERIVADOS DEL CANNABIS

Y OTRAS SUSTANCIAS ADICTIVAS.

 

INTRODUCCIÓN GENERAL.

A través de este trabajo el Grupo de Investigación La Tercera Ola pretende hacer un recorrido por la problemática actual de la droga. Ofrecemos una introducción histórica en la que hacemos un recorrido retrospectivo por la evolución de las drogas desde sus orígenes, aunque centrandonos en el devenir del consumo de estas sustancias durante los últimos años del siglo XX.

 

Evidentemente, antes de introducirnos en un estudio profundo y exhaustivo del tema, era obligatorio presentar el conjunto de definiciones fundamentales que debían sentar las bases de las posteriores investigaciones.

 

Parte sustancial del presente estudio sobre drogas es una reseña médica en la que se nos muestra la visión científica del tema por ser considerada fundamental para establecer una verdadera visión crítica de las sustancias estudiadas.

 

Asimismo se incluye en el estudio un conjunto de estadísticas que tienen por objeto ilustrar de forma sencilla y esquemática el cúmulo de conclusiones de nuestros análisis.

 

El núcleo central de nuestras investigaciones lo constituye un grupo de entrevistas ( o encuestas ) cuya finalidad objetiva es la de dirigirse hacia un breve muestrario de las actitudes generales de los diferentes estratos de nuestra sociedad. Por esta razón, nos vimos obligados a realizar un acercamiento global a las diferentes tendencias ideológicas, así como a las diversas situaciones económicas posibles.(Dos de las entevistas fueron transcritas con la intención de ejemplificar nuestra labor como entrevistadores y mostrar dos documentos que merecen ser presentados íntegramente).

 

Un dossier sobre el Plan Nacional sobre drogas y el Plan Andaluz sobre drogas completa la aproximación a la problemática que en esta sociedad la droga genera y nos proporciona la posición que adoptan las autoridades.

 

Por último, el trabajo finaliza con unas conclusiones que los componentes de este grupo han extraído tras este exhaustivo estudio sobre la panorámica actual de las drogas.

 

 

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

 

El problema de la droga es una realidad tan antigua como la Humanidad misma por más cruzadas que se pongan en marcha contra ella, y aunque los poderes establecidos declaren la guerra sistemática contra la droga. En Europa, en España en particular, desde finales de los años 70 y durante la década de los 80, se ha vivido, leído e interpretado la cuestión de las drogas a partir del cliché del heroinómano, que genera inseguridad pública, que se degrada como persona y que acaba muriendo víctima de sobredosis. La década de los 90 ha comenzado a vivir bajo el prisma del desenfreno enloquecedor de una vida a base de rayas de cocaína. Cuando todavía la sociedad se estaba adaptando a los nuevos tiempos, la realidad, especialmente la de los adolescentes se fue salpicando de pastillas prometedoras de éxtasis de bienestar.

 

Antes hubo épocas en las que el análisis del azote de la Humanidad partía del alcoholismo. También hubo periodos en los que se consideró a la droga como componente revolucionario alterador del orden y el poder a base de bocanadas de humo de marihuana. Es un hecho innegable que los usos de estupefacientes aparecen en todas las clases sociales, pero según a qué grupo pertenezca la persona que las consume se habla de ellas de una u otra manera.

 

En el mundo occidental, en los últimos 50 años la cuestión de las drogas y la política con la que se ha pretendido erradicarla se ha basado en dos posturas ideológicas que poco han ayudado a hacerlo. La distinción quebrada y diáfana entre drogas legales e ilegales considera a las primeras como no problemáticas (o en todo caso como causante de daños asumibles socialmente) y a atribuye a las últimas un conjunto de daños intelectuales intilerables desde el punto de vista de protección de la sociedad.

 

Existe la convicción profunda de que el único medio eficaz para luchar contra los daños producidos por las drogas ilegales es la represión penal, o un proceso de ilegalización y de criminalización toda vez mayor de cualquier conducta relacionada con ellas arguyendo que esto evita el contacto de los potenciales toxicómanos con las drogas.

 

 

CONCEPTOS FUNDAMENTALES PARA ABORDAR ESTE TRABAJO.

 

Cuando se habla de drogas, la opinion pública cree referirse a sustancias exóticas consumidas por la población juvenil, que además es delincuente. Esta visión de la droga es bastante generalizada, pero , no por ello, correcta. Si bien es verdad que no hay una definición que englobe por sí sola todo el contenido semántico de la palabra.

 

He aquí algunas:

?Una sustancia capaz de proporcionar placer actuando sobre el nivel o la claridad dela conciencia@

( Aizpiri, 1986)

?Toda sustancia farmacológica activa que produce en un organismo vivo un estado de dependencia física,psíquica o de ambos tipos

(Oms,1969)

?Toda sustancia que, introducida en el organismo vivo y disuelta en la sangre, puede modificar una o más funciones de éste@

(Centro de Prevención de Drogodependencias,1994)

?Toda sustancia que produce sobre el individuo modificaciones de su estado psíquico y susceptible de causar dependencia, si se insiste repetidamente en su consumo@

(Califat y otros,1985)

 

De todo esto, podemos resaltar dos características:

1 Modificación de funciones del organismo

2 Creación de dependencia

Con esto podemos decir que usos legales como el tabaco y el alcohol están bajo esta consideración.

 

DROGODEPENDENCIA

 

El organismo se adaptará al consumo habitual de algunas drogas; su interrupción originará una serie de trastornos físicos que varían según el tipo de droga,cantidad y frecuencia de consumo y el estado del individuo previamente. Estos trastornos se conocen como ?Mono@ en el argot de los hereinómanos o@Delirium tremens@ en el caso de los alcohólicos. Esto no es más, que el síndrome de abstinencia.

 

Para la drogodependencia es necesario que confluyan tres grandes grupos de factores:

 

1 Los propios de la sustancia( tipo, cantidad, frecuencia)

2 Los determinados por la personalidad del sujeto concreto( características emocionales, genéticas...)

3 Los derivados del medio socio-cultural en que se vive y del moménto histórico

En algunas culturas, según las características del individuo en concreto , está bien visto el consumo de drogas( alcohol y café en la nuestra, cannabis en Jamaica, hojas de coca entre los campesinos de los Andes) Mientras ese mismo consumo sería castigado (de diferentes maneras) en otros lugares o momentos históricos.

Recordemos, por ejemplo, el consumo de tabaco entre las mujeres hasta hace quince años en España. Ahora,tras los cambios sociales oportunos la cosa ha cambiado, si bien es verdad que desde hace algo de tiempo el consumo de tabaco, a nivel general está empezando a verse de mal gusto.

 

 

CONSUMIDORES

 

Los individuos que consumen drogas, pueden distinguirse:

 

1 Los experimentales

Movidos por la curiosidad y la presión del contexto( Esto puede hacer que nos preguntemos hasta qué punto la tolerancia de la droga a nivel social puede hacer que pierda muchos de sus alicientes)

2 Los ocasionales

Cuando el contexto determinado da pie al consumo, la droga sería un elemento de festejo y fiesta, esta forma ocasional es , como su palabra indica, aislada.

3 Los habituales

Son los que establecen cierta dependencia de la droga consumiéndola con relativa frecuencia.

4 Los dependientes

Son los consumidores compulsivos que necesitan dosis cada vez mayores( El principio de tolerancia en la droga nos indica que el organismo necesitará cada vez más cantidad de sustancia para lograr los efectos que anteriormente se lograban con menos cantidad)

Si se corta el consumo aparecerá el síndrome de abstinencia.

 

LLEGAR A LA DESINTOXICACION

 

Primeramente ,el sujeto realizará una adaptación física y psíquica lejos del consumo de la droga, abandonando los hábitos relacionados con ella. Para llegar a la desintoxicación es necesario que desaparezca la sustancia a la que el organismo se encuentra habituado desapareciendo con ella el síndrome de abstinencia. Su desaparición varía según factores internos del sujeto y según la sustancia,tiempo de consumo, vía de administración...

 

 

 

INTRODUCCIÓN.

 

1.DEFINICIONES

 

Droga es toda sustancia que, introduida en un organismo vivo y disuelta en sangre, puede modificar una o más funciones de éste.(OMS)

Esta definición es abierta a todo tipo de sustancias utilizadas para curar o aliviar enfermedades y lo que popularmente se entiende por ?drogas@, con connotacines negativas.

No es lo mismo consumir o usar drogas que ser drogodependiente o toxicómano.

Hay muchas personas que en algún momento de su vida han usado o usan fármacos o drogas, con fines médicos, o no, y no son drogodependientes.

 

2.FACTORES QUE CONDICIONAN LA DROGODEPENDENCIA

 

La drogodependencia será sólo posible si confluyen tres grandes grupos de factores:

a) Los propios de la sustancia.

b) Los determinados por la personalidad del individuo.

c) Los que deriban del medio socio-cultural en que se vive, en un momento histórico determinado.

En ciertas culturas está bien visto, el consumo diario de ciertas drogas.Mientras que ese mismo consumo, serían castigados en otros lugares o momentos históricos.

En España estuvo mal visto el consumo de tabaco, sobre todo entre las mujeres, y vemos como ahora es más frecuente su consumo entre mujeres.

La cultura y el status social actúa como incitador o como modelador del consumo de ciertas drogas. Podemos decir que el uso de una droga sea o no peligroso dependerá de la droga, el tipo de uso, la persona y situación.

 

 

3.CLASIFICACION Y CARACTERISTICAS DE LAS DROGAS

 

Existen muchas clasificaciones de las drogas, pero la más útil es la que se distingue por sus efectos básicos sobre el tono del Sistema Nervioso Central, y así se distinguen tres grandes grupos:

 

ESTIMULANTES

Con sustancias que ?despiertan@ el SNC, favorecen la rapidez de transmisión de información y por ello producen sensación de sueño, cansancio, hambre,etc... Y son buscados tales efectos por lo que se suelen usar.A este grupo pertenecen la cafeína, cocaína, nicotina, numerosos antidepresivos...

Como efectos indeseables de estas drogas se pueden presentar taquicardias, dolores de cabeza, depresión y, sobre todo, ansiedad, agresividad y por supuesto, si la dosis es excesiva, puede llagar a crisis psíquicas importantes, crisis cardíacas y muerte.

Otras clasificaciones las diferencian por la estructura química de las sustancias, por su origen, por criterios de peligrosidad.

ES importante conocer que la ONU y la OMS, en las Convencines Internacionales sobre Estupefacientes, de las que España es Estado signatario desde el año 1973, distinguen las drogas atendiendo a los criterios de peligrosidad, entendiendo que...

son más peligrosas:

-las que producen trastornos orgánicos

-las que favorecen una dependencia orgánica

-las que producen dependencia con poca dosis y/o pocas ocasiones de consumo

son menos peligrosas:

-las que sólo producen depencia psicológica

-de las que cuya dependencia se produce lentamente.

 

RESEÑA MÉDICA

 

En este apartado pretendemos realizar un breve apunte sobre cómo actúan las drogas en el cerebro humano, cuáles son las más frecuentes y qué consecuencias somáticas conllevan. Los fármacos adictivos más conocidos son los opiáceos, así llamados porque proceden del opio o son similares a tal producto. La morfina es el extracto de opio más utilizado en medicina y la heroína es el opiáceo sintético más conocido. Todos son adictivos en mayor o menor grado, siendo la heroína la de acción más rápida y potente, pudiendo obtenerse con facilidad por canales ilegales. Los opiáceos son analgésicos eficaces y tiene la maravillosa capacidad de hacer soportables los estadios terminales de ciertas enfermedades incurables. En cantidades controladas correctamente el peligro de adicción es mínimo y el alivio de fuertes dolores justifica el posible riesgo.

 

Aparte del deterioro de la salud, el adicto sufre falta de dirección y motivación y pierde el deseo de hacer cualquier cosa excepto tomar sus dosis. Los efectos producidos por la droga varían en sus distintas variedades, pero sustancialmente los consumidores de opiáceos experimentan una sensación de paz combinada con somnolencia y náuseas. La heroína dispara sensaciones de placidez espectaculares, pudiendo estar acompañadas de vómitos. Los barbitúricos tienden a relajar al paciente si se ingieren y a exaltarlo si se inyectan. Las anfetaminas producen energías incontenibles, bienestar e inconsciencia rápida. El ácido lisérgico (LSD) altera bruscamente el estado mental, provocando alucinaciones, alteraciones en la visión, hipersensiblilización de los sentidos, etcétera. La inhalación de productos industriales (como pegamentos o limpiadores) sólo conllevan una confusión mental transitoria. Los efectos del alcohol se traducen en una deshinibición del consumidor, un ligero efecto analgésico y un aumento de la seguridad personal y de la verborrea. La cocaína produce fuertes sensaciones de exaltación, capacidad de concentración y lucidez en la conversación y el pensamiento. Por último, el cannabis sensibiliza la percepción auditiva, visual y táctil, provoca leves intoxicaciones, pérdidas de memoria y, en grandes dosis, alucinaciones moderadas.

 

Finalmente, pasaremos a analizar ciertos estudios realizados por los doctores M.J. Martínez Arévalo, J.R. Varo Prieto, M. Aguinaga y A. Calcedo Ordóñez sobre la relación entre el consumo del cannabis y la aparición de esquizofrenias a corto plazo. En dichos estudios se concluye que dicha sustancia en combinación con el alcohol es un factor de riesgo considerable en la evolución de diversas patologías mentales.

Los autores proponen tres mecanismos que explican la acción del tetrahidrocannabinol (THC, componente químico del hachís): la exarbación de la sintomatología en la esfera psíquica, el desarrollo de una psicosis tóxica que se solaparía con la sintomatología esquizofrénica, y la neutralización de la medicación antipsicótica por los efectos centrales del THC. Los doctores proponen un control médico de las sustancias ingeridas -sin exigir su interrupción total- que redunde en la atenuación de los trastornos cerebrales, así como en la adaptación social y la mejoría de la estabilidad familiar.

 

 

ESTADÍSTICAS SOBRE EL CONSUMO DE DROGAS ENTRE LOS JOVENES.

A tenor de lo que nos indican los datos que reflejaremos posteriormente en los cuadros, el consumo de drogas entre la juventud que se encuentra en edad escolar y primeros años universitarios (14-20 años) ha ido variando según el tipo de estupefacientes que abordemos. Los datos obtenidos son fruto de una encuesta realizada en el ámbito geográfico de Euskadi por la Asociación Proyecto Hombre y aparecen publicados en la revista mensual de la citada Asociación en su número de diciembre de 1996.

 

Evolución del porcentaje que ha consumido alguna vez una droga ilegal (Donostia)

 

 

1985 1987 1991 1996

 

PORROS 35.6 33.5 33.1 44.1

INHALANTES - - 1.8 5.8

ANFETAMINAS/ SPEED 5.4 6.2 7.3 9.5

LSD/ ALUCINOGENOS 5.1 3.6 2.4 5.8

COCAINA 3.0 3.2 3.3 3.4

HEROINA 0.9 0.8 0.2 0.1

 

 

Las drogas de mayor consumo en estos segmentos de población son el hachís y la marihuana debido a su bajo precio y a su fácil accesibilidad. El daño que producen al organismo es menor al de otras drogas y su consideración social no es excesivamente negativa. Suelen ser las sustancias de inicio de la mayoría de los consumidores de otros estupefacientes.

 

También tendríamos que destacar el aumento de los derivados del LSD, las llamadas "drogas de diseño" o psicotrópicos, estrechamente relacionados con la cultura de las discotecas y el "bakalao". Con la cocaína se produce una brecha con respecto a la edad; los adolescentes normalmente no poseen la solvencia económica necesaria para poder comprar esta droga, por el contrario en segmentos de mayor edad sí existe esa capacidad pecuniaria, relacionándose su consumo con capas sociales altas. La explosión del consumo de heroína durante los años ochenta decae en los noventa debido a la transmisión de enfermedades como el SIDA a través de las jeringuillas.

 

Vemos así como la juventud tiende a rechazar las llamadas drogas "duras", ya sea por motivos económicos o por problemas de salud. Se inclina preferentemente por los porros, los tripis o las pastillas como estupefacientes más consumidos.

 

 

CONCLUSIONES SOBRE LAS OPINIONES DE LOS JÓVENES DE CLASE MEDIA/BAJA

Los jóvenes de clase media/baja parecen tener bastante clara la situación, y la mayoría está a favor de la legalización de las drogas, siempre que haya información acerca de todas estas. Según los datos obtenidos, estos jóvemnes no creen que haya diferencia en lo que al consumo de drogas se refiere, si el individuo consumidor en concreto es de una clase social o de otra. En cuanto a si hay o no una jerarquización de las drogas, la mayoría opina que sí la hay, es decir, hay drogas mucho más peligrosas que otras. Hay una minoría que cree que el abuso insistente de cualquier tipo de droga puede ser muy peligroso, y que todo hay que hacerlo con moderación (que según ellos no es lo mismo que no consumirlas).

 

Con una actitud algo dudosa, un 66% de estos jóvenes opina, pero de una manera muy vaga, que las drogas podrían perder algo de su aureola entrañable y atrayente, si estas se legalizasen. Un 33% opina que no, y que la legalización reportaría más sinceridad al asunto, ya que drogas como el alcohol o el tabaco, tan bien estacionadas en nuestra sociedad, por muy dañinas que sean no tiene ningún tipo de problema moral para el contexto que nos rodea. El 66% al que hemos hecho referencia anteriormente también coincide en que el alcohol y el tabaco son tan drogas como el hachís o la cocaína, y ven una hipocresía los criterios por los que la sociedad se mueve o se rige.

 

Para la totalidad de estos jóvenes entrevistados, las drogas no son un asunto de una determinada clase social, sino un hecho que incumbe a todos, y del que todos participan. Es más, estos jóvenes ven como algo totalmente ingenuo y conservador a ultranza pensamientos de ese tipo. Dicho esto, no cabe duda que la respuesta a a la asociación droga-delincuencia irá por los mismos derroteros.

 

En cuanto a si hay o no una cultura incitadora al consumo de drogas, la gran mayoría opina que la decisión fundamental de la consumición no viene predicha por esa cultura juvenil, sino que depende de muchos otros factores, aunque bien es verdad que todo este fenómeno, rock, Agrunge@, modas alternativas..., levantan una espectación y una descarga de adrenalina que puede incitar a algunos, por ese único motivo, a consumir drogas.

 

La ideología política no es un hecho para nada determinante en el consumo de drogas. La pregunta va dirigida con la intención de revelar si la gente de izquierda, más progresista, es en realidad más liberal en cuanto a este tipo de fenómeno. Según los jóvenes entrevistados, esto no tiene nada que ver, y apuntan que la droga es un hecho generalizado, y que en absoluto puede fragmentarse, al hablar de él, en distintos sectores sociales.

 

Estos jóvenes creen que consumir droga requiere sensatez en su uso, para no verse envueltos en una decadencia personal y familiar, ya que piensan que la familia es, a primera instancia (después de uno mismo), a quien más afecta todo tipo de situaciones en las que un miembro de su mismo Aclan@, esté totalmente Aenganchado@.

La línea común en general es la de legalizar las drogas, con la sensatez y seriedad que ello requiere para cada individuo concreto.

 

SUJETO: Hombre, 20 años, clase media, progresista, consumidor habitual (TRANSCRIPCIÓN )

 

- )El ritual de la droga?

- El ritual le da mucha "vidilla", es una de las cosas que más gustan... hace que no sólo sea el hecho de consumir droga.

 

- Legalizando las drogas, )el ritual ya no sería lo mismo?

- Aunque las legalicen el "ritual" no cambiará. La "hoguera" siempre va a estar ahí, ya que para consumir droga tienes que hacer una serie de cosa previamente. Le da mucho morbo y te distrae. Pero igual pasa al ir a comprar bebidas...

 

- )Cómo cree que se ve el ritual desde fuera?

- Pues mal. Pero normalmente te mueves en sitios donde todos hacemos lo mismo y estamos todos a gusto.

 

- )Hay menos miedo a consumir droga últimamente?

- Creo que sí. Aquí en el sur de España parece que el hachís está legalizado, pues no hay impedimentos ni para adquirirlo ni para consumirlo... pero antes también: el hachís siempre ha estado ahí, e incluso ni a las autoridades les interesa quitarlo porque hay un montón de gente que consume.

 

- )Está de acuerdo con la legalización de las drogas?

- Totalmente. Aunque personalmente no me afecta mucho.

 

- )Perjudicaría a los grandes traficantes?

- Sí. Pero ellos buscarían otras cosas con las que traficar.

 

- )Y a los pequeños traficantes?

- Los eliminaría totalmente.

- )Por qué quiere que las legalicen?

- Porque así habría más competencia, con lo que la droga sería más buena y más barata.

- )Qué repercusiones tiene la droga para la familia?

- Generalmente la gente intenta ocultarlo a los padres. Pero también depende de cómo sean los padres y como se hayan educado. Aunque para la sociedad en general está mal visto el consumir droga.

-)Qué relación tiene el alcohol y el tabaco con las drogas?

-El alcohol y el tabaco siempre han estado bien vistos. También son drogas y además de estar legalizadas,siempre se han podido consumir sin problemas. Me gustaría que estuvieran a la misma altura que las drogas,ya que alteran al organismo y cambian el estado de ánimo igualmente. Otra causa por la que las drogas están peor vustas es por el abuso. La sociedad condena mucho más el abuso de drogas que de alcohol y tabaco.

-)Crees que esta situación cambiará?

-Sí. Nuestros hijos se educarán con mucha aceptación de las drogas,todo lo contrario de nuestros padres. Lo que diferencia a las drogas del alcohol y del tabaco más que la legalización es el punto de vista de la gente.

-)Qué es la droga?

-Es una manera de cambiar tu estado; ver las cosas diferentes y pasártelo bien.

-)Hay relación entre drogas y delincuencia?

-Para la sociedad creo que sí. Al depender de una droga necesitas dinero,y has de encontrarlo como sea. Aunque hay drogas que ni producen dependencia ni desembocan en delincuencia. Sin embargo,la heroína, por ejemplo, es una droga que produce mucha dependencia y que mata.

)Producen irascibilidad las drogas?

Más que las drogas, el ambiente de envidia entre los que consumen drogas. Todos quieren ser el más chulo, el que más droga se mete.

-)Nuevas tendencias juveniles-drogas?

-Sí que hay relación. Forman parte del mundo de las drogas. Los festivales de música y todo eso son una moda, y hay mucha gente que consume esa moda.

-)El consumo actual de droga es una moda?

-En parte sí.

-)De que depende el consumo?

-De muchas cosas. Sobre todo de si te apetece o no.

-)Está asociado el consumo a un tipo de nivel económico?

-Para nada. Los consumidores pertenecen a todos los tipos de nivel económico. Los de alto nivel económico consumen drogas más caras (o mayor cantidad). Y las drogas blandas las consume todo el mundo.

-)Qué relación hay entre inmigración y drogas?

-Entre inmigración y consumo desde luego que no. Pero el tráfico como es lógico, es una parte más del Anegocio@.

-)Hay una ideología concreta entre los consumidores?

-Los liberales/progresistas ven mejor el consumo. Pero como hoy en día la gente no ve tan mal el consumo, la ideología entonces no importa. El consumo depende de la persona como tal.

-Jerarquización de las drogas y de los consumidores.

-Los chavales jóvenes prueban (con fácil acceso) el alcohol y el cannabis. Luego << los que siguen >>, prueban las drogas sintéticas Aflojas@ y consumen cannabis habitualmente. Algo más fuerte, pero de igual acceso, son las drogas sintéticas AdurasA y la cocaína. Esto coincide con las fiestas en discotecas, la música hard-core... Por último, las más fuertes, peligrosas y que producen mayor dependencia, son la heroína y el crack. Estas últimas, aunque no lo parezca, no son tan difíciles de conseguir. La diferencia entre blandas y duras está en si son naturales(mucho más consumidas) o químicas (infunden mucho más respeto y alteran más al organismo).

Lo que está claro es que, a diferencia de otros tiempos, todo el mundo, independientemente de su nivel económico, vende, compra(morbo del ritual) y consume drogas (placer).

NOTA.

-No se debe ver mal a los consumidores. Es un momento de pasártelo bien. Te estropea el organismo, pero al igual que si comes mucho/poco o si no haces deporte. Aunque el punto de vista de la sociedad sobre las drogas cambiará, espero, con el tiempo.

 

SUJETO: Hombre, 48 años, clase media/alta, conservador.

(TRANSCRIPCIÓN)

Posee ingresos económicos anuales considerables, votante del Partido Popular, ideológicamente podría ser definido como instalado en tendencias centroderechistas, como persona que suele moverse con frecuencia en reuniones de un alto estatus. Nos acercamos a su persona con la intención de conocer la concepción de las drogas de un hombre de sus características.

 

 

 

* )Considera usted relativamente extentidas a nivel global las drogas dentro de nuestra sociedad?)Incluso a un nivel social medio o alto?

Hombre, por supuesto que sí: yo pienso que aquel chico, aquel hombre que tenga un medio importante, pues pienso que tiene siempre la droga más a la mano que el que tiene que utilizar otros medios para poderla conseguir, como a lo mejor de robar, de hacer ... (breve pausa) de hacer lo que sabemos todos que hacen para conseguir esos dineros, para poder tener esa droga. Yo pienos que siempre la persona que más dinero gane, en sus medios, pues tiene siempre la droga más rápida que cualquier otra persona.

*)Cuáles piensa usted, por tanto, que son las drogas más frecuentes en esa clase media o alta?

Hombre, yo pienso que las drogas más frecuentemente ahora mismo, incluso desde hace algunos años, pienso que ante todo es el alcohol, que se está consumiendo actualmente y hace ya muchos años, y pienso que ahora más todavía ... y después, bueno, hablamos de la coca, la, la, la ... hachís, el tabaco, que es esta droga importante (dice de forma tajante), y, en fin, me parece ...

 

* )Y la cocaína?

La cocaína, que parece ser en primer plano, y además de una serie de muchísimo dinero que yo no sé hasta dónde puede llegar ...(sonido gutural) esto. De todas formas, hombre, yo pienso que, dentro de una alta sociedad, de su, de, de, de, del nivel de vida que lleva -a lo mejor- esas personas, ese organismo, pienso que a lo mejor, esa droga ... no sé, que, según comenta, esa droga le ayuda precisamente a mantenerse más espabilado dentro de su trabajo, y pienso que, que, que, que deben de consumirla, )no?, según dice todo el mundo que la droga hace revivir en algunos sectores importantes dentro del trabajo de cada uno.

* Anteriormente ha resaltado usted de forma especial el alcohol. )Podría dar su opinión sobre el consumo de estas sustancias actualmente?

Mmmmm ... Yo pienso que sí, que ahora mismito se bebe bastante, bastante más que antes porque también, yo pienso que esto ha llegao a un nivel más, más importante... La juventud la veo yo un poquito bastante más deprisa; pienos que se tenía que controlar un poquito más la juventud... No es porque... Tampoco digo que la juventud no tenga derecho a tomarse ... pues, hablemos las palabras éstas, de estas litronas, estas botellas de tinto, o este güisqui, esto de moda que se lllama sevená, o este cubata de ginebra y tal ...

Hombre, pienso que, también, son chavales con 18 y, y, y 20 años, que a lo mejor necesita de tomarse y tal, pero lo veo un poquito excesivo, )eh?, como está hoy en día la juventud, también, )no?, yo sé que cualquier chaval, entre el tabaco, los estudios, los gastos que tienen, posiblemente no tenga suficiente, o que no gane dinero como para que lleguen a un establecimiento a pedir una cerveza, o ese güisqui, que, que, que valen un dineral, por eso ellos compran esas botellas, se reunen entre una pandilla de amigos, pero lo veo un poquito excesivo ...excesivo porque lo cogen ya, y yo lo veo aquí en mi pueblo, y lo cogen casi a diario -no es ya en fin de semana-. Veo un nivel un poco alto el plan de, de, de esta droga que para mí la veo que es la más fuerte de todas: es el alcohol.

* )Considera usted que la relación que hace décadas se mantenía con el alcohol era más positiva, quizá? (Que la tradición presuponía un mayor conocimiento de las bebidas alcohólicas)

Yo sí la considero más positiva antes, será que, digo que antes posiblemente -hablo de mi casa- que no había nada: mi padre era un simple trabajador, que no había visto yo nunca en mi casa ese alcohol ni nada, y entonces no ... Yo, yo, por tradición, pues me ha mantenido tomándome ... Pues, no sé, ya con la edad que tengo, a un nivel normal, )no?, pero antes había agua que te crió y nada más, y punto. Mis padres tampoco, no han sido bebedores ellos: un hombre que se toma un vaso de vino y tal y ... nada más. Antes no era una sociedad ... un nivel alto, pero pienso que antes era más positiva porque se tomaba posiblemente menos alcohol del que se toma ahora. No nos engañemos que, además, yo estoy en una sociedad normal, una sociedad un poquito, más bien media, o ... alta, vamos, alta, y veo que en cualquier momento ya hoy, de la cerveza o de un vaso de vino, creo que se pasa de momento a un güisqui, ...y la palabra esa, güisqui, se ha puesto de moda y todo el mundo hoy güisqui, güisqui, güisqui: estamos dejando nuestros vinos. Hasta nuestros vinos inclusive de Jerez, aparte y ... Y la palabra güisqui ..., no sé ... es una droga bastante importante hoy.

 

*)También considera usted positiva la tradición vinícola española?

Da la casualidad, y la suerte aquí en España, que tenemos precisamente los mejores ... habemos la palabra droga, pero en este caso el alcohol, los buenos del mundo como es, son esas regiones, como puede ser un buen tinto de La Rioja, que es un placer, como me acaba usted de decir, de tomarlo tanto en las comidas o de aperitivo o como lo quiera tomar: un buen tinto es un buqué magníiifico. Y si hablamos ya de nuestros vinos de Jerez, de aquí de Andalucía, ... qué vamos a decir. Yo tengo buenos conocimientos de, de gente importante donde dijeron que si empiezas a tomar vino, no cambies, sigue tomando vino ... y no te pones malo nunca. Lo malo es que cambies ya el vino con otras clases de alcohol, como es el güisqui, es la ginebra, y como es el ron y como son otras clases ... Pero de gente con conocimiento y dueños de bodegas, que se dedican a beber, o bien esa manzanilla buena, o ese vino de Jerez bueno ... Y no cambie, )eh?. Y La Rioja qué vamos a decir, que llega a un restaurante y pide una buena botella de rioja ...quien dice La Rioja dice cualquier otro vino -en Cataluña hay muy buenos vinos: del Pararé, muy bueno-, y eso es nuestra tierra.

)Qué ocurre con el qüisqui? Bueno, pues, se ha puesto de moda, dicen que es bueno también tomarse un güisqui, no lo discuto, pero creo que se está abusando un poco del güisqui.

 

*)Considera entonces el alcohol como una droga dura, y considera especialmente nociva la introducción de las bebidas alcohólicas anglosajonas en nuestros hábitos?

 

Totalmente.

 

*Un gramo de cocaína "médica" tiene el precio de 10 pesetas. Sin embargo, esa misma cocaína, en el mercado negro, tiene un precio aproximado de 10.000 pts.Muchas personas se muestran partidarias de la legalización de las drogas, una legalización que evitaría esos beneficios brutales y desconsiderados por parte de los narcotraficantes y que evitaría las situaciones dramáticas que viven aquellos drogadictos que se ven obligados a violentar a su entorno por falta de dinero para la dosis diaria. Una de las propuestas que se manejan es la venta en farmacias y controladas por médicos.)Qué opinión le merece ésto?

Bueno, yo pienso que toda la droga ésta que me estás comentando, siempre y cuando sea legalizable, la droga, a través de receta médica, y esa persona la necesita, y el médico, pues se la está recetando...Mientras que ese hombre la necesite, pues pienso que es correcto que la tome,)no?... No veo bien, hoy en día, como está la droga... que, que, que la traigan por otros sectores o la comen por otra cosa sin necesidad de que sea de receta médica...

Eso si lo veo muy mal )no?.Y otro tema es el tabaco. El fumar, bueno, pues ahí está. Yo pienso que cada día, hoy, se está fumando también más, que es una droga y... pero bueno... eso quien lo puede evitar... pues... como no lo prohiban... Se está vendiendo más el fumar, )no?, que es una droga bastante importante también,)no?.

 

*)Prohibiría usted, por tanto, el consumo de tabaco?.

Hombre yo lo del tabaco... pues pienso que...( se detiene durante unos segundos mientras parece meditar) pues no sé...)prohibirlo?... pero pienso que, también es un estimulante más para las personas que a veces, pues los nervios y tal... es muy difícil que el tabaco lo pudiesen...

* )Piensa que crearía una situación dramática para los fumadores?

Hombre, yo pienso que sí, que quizá, el tabaco, quitarlo del mercado en todo el mundo ... Además, ya es a un nivel ... eso lo veo materialmente imposible que lo llegaran a quitar. Sin embargo, veo bien como hoy en día, en varios, muchísimos establecimientos pues se está prohibiendo y yo no hago la, la, la, la entrada a unos señores que fumen ... Hay salas ya donde efectivamente están poniendo salas para fumadores y salas para no fumadores; eso lo ceo correcto y que le llamen la atención cualquiera a un señor que le está molestando con el humo, que es la droga, pues lo veo bien, pero que prohiba totalmente la venta del tabaco por parte del gobierno me parece un poquito ... muy fuerte, y creo que, que eso va a ser materialmente imposible.

Pero dramática, la situación ... hombre, yo creo en un principio que sí, )no?, que de golpe y porrrazo eso ocurre lo mismo que el fumador. Un fumador que sabe que le sienta mal el tabaco pero que no se puede quitar del tabaco y lo quita el médico o él se tiene que quitar del tabaco, la verdad: lo pasa uno muy mal (con especial énfasis) ... Pues fíjese a nivel de, de, de, de España como estamos comentando, que quitaran el tabaco totalmente, pues eso provocaría precisamente un escándalo dentro del nivel nacional.

* )Así que puede considerse firmemente como una droga?

Pues efectivamnte es una droga y además muy fuerte, el tabaco.

 

* Y, aparte del tabaco y el alcohol, )cree que también están extendidas entre los jóvenes las drogas ilegales?

Yo pienso que sí, )no?, yo la veo un poquito, ... Pero, ... pero vamos, más que la droga esta que estamos hablando de, de, de, de todo esto, pienso que lo veo más extendido más extendido lo que habemos estao comentando antes: el alcohol, el alcohol lo veo yo más extendido a nivel de esa juventud que la otra, )no?. Yo pienso que la coca y todo esto va a un nivel un poco más alto, pero a nivel de juventud no tiene medios económicos para, para, para tener otro tipo de droga, )no?, más fuertes.

* )Encuentra usted una relación directa entre pobreza-marginación y droga? )Piensa ustes que el verdadero ecosistema de las drogas está en las zonas marginales (si existe una relación directa entre drogas y zonas margianles y si puede ser solucionada)?

Yo pienso que sí, que pueden ser solucionadas. En esas zonas marginadas, si, efectivamente, es una droga donde podría llegar también esa droga a nivel si estuviera el mercado totalmente a través de lo médicos ... pues en esa zona tampoco habría ningún prblema en que se consumiese con la receta médica. Por eso digo yo que da igual la zona marginada que la que no lo sea. Yo creo que sí.

 

* )Cree usted que si se produjera la legalización de las drogas existiría un aumento en el consumo de estas sustancias?

Hombre, si se legaliza, el consumo podría verse aumentado, siempre y cuando que a lo mejor vivniera por receta médica, y siendo receta médica, podría ser entonces que una pastilla costara po, a lo mejor, diez pesetas en una farmacia recetada por el médico. Entonces, posiblemente, el aumento sería bastante más ... bastante más, y eso llegaría el consumidor, esa juventud, bastante más barata -y siempre y cuando una receta médica, que el médico la recetara porque le hiciese falta.

* )Cree usted que el actual sistema vigente, con una ley estricta rigurosa, por una parte, y con el mercado negro por la otra, únicamente favorece a los grandes comerciantes?

Sí, bueno, referente a esta pregunta que me acaba de decir de la droga ... yo pienso que sí, que yo soy partidario de que, de que estos grandes traficantes que hay trotando, esos dineros tan bárbaros de, de dinero negro que se utiliza ahí, eso se tendría que acabar, )no?: Yo veo bien que los señores que siembran este tipo de ... en su país, que, que, que, que eso es un hierba, vete a saber dónde en to las partes esas de, de, de, ahí de Sudamérica ...

Bueno, pues, ganaban dinero como cualquier señor de aquí de España o de otro país, pero, a nivel que estuviera legalizable, a largo plazo para que entrara libremente en el mercado, como cualquier otro producto que se exporta desde país a país, )no?, y, bueno, y que llegase al consumidor por dentro de una cosa legalizable, normal, el día de mañana, como estamos hablando de drogas precisamente pues siempre controladas por los médicos y tal, pero que las tenemos enfrente, que las compramos porque, porque me la ha recetado el médico, y es una cosa más ... Lo que no veo bien es precisamente cómo está esto en manos de señores que no ponen nada, que compran ese producto y que aquí se ponen ... vamos, ... las botas, a nivel del mercado negro, pero ... en todo ... a nivel mundial, camos, eso lo quitaba yo radicalmente, y en sí creo que todos los gobiernos intentan de hacerlo, pero eso es muy difícil, poque esto está metido en una mafia grandísima, hasta que no llegasen a legalizarlo totalmente, )no?, para quitar este narcotraficante que hay.

*)Cree, por tanto, necesaria la legalización de las drogas?

Pues yo pienso que sí, yo pienso que sí porque además estamos viendo también palpablemente que, al no tenerlas legalizadas totalmente la droga, pues estamos viendo muchísimos casos de, de, de de todo esto, )no?, que está ocurriendo, )no?. al nivel del dineral de loq ue a lo maejor la juventud no está preparada de lo que está tomando: esas muertes de chavales jóvenes que, que, que, que están muriendo a consecuencia de eso, por eso, por no saber lo que están tomando ... entonces yo pienso que, que, que si estuviera legalizada el día de mañana ... pues ... pues lagalizable y todo eso, pues, pues, pues ese chico llegaría con esa droga a un precio normal, una recta médica, sabe lo que está tomando, y llegaría con esa droga a un precio normal, una receta médica, sabe lo que está tomando, y llegaría el consumo ... lo que yo no veo correcto es actualmente como esto está: veo cosas muy malas sobre la droga.

 

* )Aboga usted, entonces, por ese modelo de la galización que sostien la venta por farmacias y controlada por médicos?

Totalmente, ante todo eso controlada por médico y que efectivamente cuando el médico la receta también es porque esa persona necesita probablemente ese tipo de droga, como si se tomase una aspirina para poder seguir adelante en su trabajo, cualquier médico ... no, no, no, no, no ... esto tiene que ser una medicina que hubiera en el mercado, siempre y cuando se llegara a legalizarse total.

 

* Actualmente existen numerosas asociaciones a favor del consumo del hachís y de su legalización. )Piensa usted que esta sustancia debe encontrarse al mismo nivel que las drogas legales, el alcohol y el tabaco?

Pues sí, yo pienso que sí, porque hombre, yo no me he juntado también con amigos que, bueno, pues .. fumarse por caualidad según dicen un porro, si efectivamente del porro no pasan a cosas más fuertes, pues pienso que un porro no tiene importancia ... Fumarse un porro en cualquier momento, igual que cuando se ha tomado uno dos güisquis o se ha fumado cuatro o cinco cigarros , po yo creo que fumarse un porro no crea ninguna tradición, lo malo es que precisamente del porro pasen a otras cosas más fuertes en la droga, )no?, que eso es lo malo para la juventud, y además ha ocurrido y está ocurriendo. Por eso yo creo que es bueno, porque sí, si no pasan del porro a la heroína o cocaína, eso es señal de que un hombre ... pues bueno, se toma un porro de éstos y ... o se toma un güisqui y no pasando de ahí, pues normalmente un rutina diaria que, no sé, su organismo se lo permite, y que no pase de ahí, que sería lo ideal. Si un chaval joven se fuma un porro y de ahí no pasa, pues yo creo que ese chaval está preparado para decir no, no, no, yo de ahí no paso y me fumo mi porrito o me tomo un güisqui y talm y con estas drogas tengo yo suficiente. Pero a lo mejor hay otra gente que lo hemos dejado atrás, que es lo malo, que pasen del porro, de una droga blanda a pasarse a la cosa para intentar drogar esa coca o esa heroína.

 

* )Realizaría usted el proceso de legalización a corto, medio plazo?

Hombre, yo pienso que tampoco se debería esto tampo, una, así, .. dejarlo rápidamente libre para que todo el mundo hiciese lo que quiera, )no?, yo pienso también lo mismo del alcohol no se tenía que.. Yo pienso que las cosas poco a poco son .. vendrían mejor yo pienso que todas las clases de drogas tendrían que ser vuelvo a repetir una vez más como ya he dicho varias veces, a largo plazo y, además con receta médica. Inclusive hasta un porro me pondría yo a pronunciar que fueran con una receta médica.

 

Yo pienso que esto si no es así seguiría el mismo compás que llevamos ahora mismo: el que necesite la droga y tenga medios económicos para tomarla y tenterla en su mano, pues seguiría tomándola; el que no la tenga, pues vamos, a seguir en elmismo plan; el chaval buscará por todos los medios hacer lo que haya que hacer para tener una droga, y esto no es bueno, no es bueno ... no veo yo tampoco ...y veo que esto sigue avanzando a un nivel que esto de la droga se está poniendo cada día peor por lo que estamos viendo, ante todo y pienso que es el alcohol.

* )Considera usted equivalentes el tabaco y el hachís?

Bueno, yo pienos que, efectivamente, lo mismo que un chavalote se fuma y está legalizable el ... tampoco ... pues, bueno, yo tampoco veo mal que un chico que quiera fumarse un porro ... o dos porros ... no es sustancia tampoco muy fuerte compará con el tabaco, y pienso que no lo veo yo tan mal dentro dentro de la sociedad q ue un chico encienda un porro en un establecimiento, lo mismo que el que está tomándose un güisqui o otra clase de droga, )no?.

* Algunos apologetas de las drogas piensan que la tendencia a drogarse es innata al hombre. Lo que sí es cierto es que en todas las civilizaciones ha existido algún tipo de droga. )Qué piensa usted de eso?

Pues sí, yo pienso también que sí. Y además ... como va avanzando la vida, el nivel de vida que estamos teniendo, el ... el estrás que tenemos .. pues pienso que la droga es una cosa que, que, que va cada día en aumento. Por eso, porque esto viene desde vete a saber, y cada día se está consumiendo más, a consecuencia de este estrá que llevamos y ... y todo esto, )no?: la droga se mete en el cuerpo. Pienso que inclusive actualmente el médico ... hoy en día, en la farmacia, tenemos algunas clases de drogas, que ... sí, que, las manda el médico dentro de, de ,del organismo o de la cosa que tú hayas ido a ver a ese médico diciéndole lo que, lo que te ocurre. Entonces, si hablamos de cosas de drogas, pues pienso que actualmente venden en las farmacias cosas que te receta el médico para el organismo que tú las estás necesitando en ese momento. Si el día de mañana se legaliza, como hemos estao comentando, otras clases de drogas y tal, bueno, pues si con esa receta médica tú la necesitas pues también el médico te las recetaría.

* Usted ha dicho a lo largo de la entrevista que un buen vino era un verdadero placer (que la degustación de un vino era un verdadero placer) ... )Considera reprobable, indigno, el que una persona busque sensaciones placenteras o los llamados paraísos artificiales a través de determinadas drogas?

Bueno, yo no compararía el placer de un buen vino tinto, un buen vino fino o cualquier vino español precisamente con el placer de la droga, )no?. A lo mejor si yo supiese lo mejor que ese placer ... )eh? ... (parece dudar) lo probaría,pero que una vez probado ese placer no me gustaría continuar con él, porque estamos hablando de la droga y lo veo un poquito, muy fuerte eso. Es distinto un buen vino tinto, que es una droga totalmente distinta, )no?

 

* )Piensa usted que la sociedad se comporta de un modo distinto con los drogadictos?

Bueno, injusto ... Yo pienos que la sociedad lo que le puede dar consejo a, a, a este chavalote drogadicto, )no?, porque a veces ... pues da pena precisamente de que existan estos chavales drogadictos, y yo pienso que, que, pues que la sociedad, pues, ... pues intenta de, de, de, de, de apoyarlos para que no se pongan todavía más, más, que la droga, yo pienso que la droga e smuy mala para la juventud.

 

*)Cree usted que existe un desconocimiento en la sociedada acerca de lo que realmente son las drogas?

Bueno, yo no pienso que haya un desconocimiento, )no?, porque yo pienso que a nivel tanto de radio, de televisión, de prensa y de todo, pues se está dando muchísima publicidad a al droga pienso que, que, que todo el mundo sabe ya lo, lo, los prejuicios de lo que es la droga y cómo hay que tratarla y qu´ñe clase de droga, y, y ... yo pienso que en este círculo de que nos movemos estamos totalmente a un nivel bastante más importante de las noticias, de la información de lo que es la droga, )no?.

* )Pero no piensa usted que no es crítica la visión que estos médicos nos ofrecen acerca de la droga, que se acusa a la droga de todos los males y, sin embargo, no se suele llamar la atención sobre los estudios científicos que existen sobre el tema?

Sí, yo pienso que sí, que la televisión, que es los medios donde vemos totalmente la imagen, debían de, aparte de hablar de la droga como hablan, pues también debían de tener más mesas redondas con personas documentadas de las drogas, y decir los prejuicios que tiene esta droga, y entonces sí podrían ser más interesantes a nivel de onformación para que todo el mundo viese, pero con personas absolutamente con propiedad, y el prejuicio que puede tener la droga: que haya una información más exacta; no decir exactamente na más que las cosas malas que tiene la droga; pero que haya personas responsables y personas que estén documentadas para hablar de ello.

* )Piensa usted que el ssitema internacional vigente es capaz de erradicar por completo el tráfico de drogas?

Yo pienso que no se puede con ellas, porque son bárbaros la entrada de droga que hay en todas partes. Solamente nos enteramos de cosa, bueno sí, nos enteramos de lo que dicen en la televisión y en la radio y tal, pero yo pienso que esto de la droga es muy difícil quitarlo radicalmente de aquí, porque detrás de todo esto hay muchas manos, muchos dieneros en juego, y yo pienso que esto es muy difícil de que lo quite el gobierno. Pienos primeramente que no puede, y segundo que la droga entra por todos los rincones del mundo. Vete a saber, inclusive, quién está detrás de todo esto. Yo pienso que, que, que hay muchos sitios donde entra la droga, )por qué?. Porque ha entrado, han cogido un cargamento pero, a la hora, han cogido otro que ha entrao. Es muy difícil que quiten esto de la droga. Por eso pienso que, a largo plazo, tendrían que legalizarse finalmente. Pero otra vez vuelvo a decir lo mismo, que llegara el consumidor a través si lo necesita y ... en fin, en, en, en ... y que dicen una cosa productividad para todas las peronas también como el trabajador en la droga ... lo que sea, pero que llegara legalizable.

 

* )Cree usted, piensa usted que realmente no existe una decisión firme de atajar este negocio inmoral por haber incluso intereses de por medio?

Hombre, yo no voy a decir que a lo mejor ... que hable yo con un fundamento de que haya ... ese ... no te voy a hablar del gobierno inclusive, que está, que esté ahí detrás. Pero hombre, yo pienso primeramente yo pienso que es muy difícil controlar policialmente y de todo esto ... de, de, de ... pues ... no sé, de todos los aeropuertos, de todos los puertos de mar, de que se quite esto lo veo muy difícil, )no?, pero también pienso yo de que hay mucho dinero de por medio, y en sí, ya nos sabemos también muchísimas cosas que han salido públicamente de asuntos de drogas ... y que si fulano ha estao metido en aquello ... y que si esto y que si lo otro. Es difícil también de todo esto, pero uno se lo imagina por el valor tan bárbaro que vale actualmente el negocio de la droga, )no?.

 

* )Cree usted que existe un ritual de las drogas? (determinados convencionalismos en los procedimientos de asimilación de las drogas, como el liar un porro, el momento anterior a meterse un pico de heroína ...) )Y piensa usted que eso le da a sus consumidores cierto aliciente, que les causa cierto atractivo?

Bueno, pues yo puedo decir también que, yo he estado también pues ... con unos amigos y tal, en reuniones ... y tal, y, y, y ... puedo decir que he visto yo ... pues, a amigos míos ... pues ... no sé, que para ellos era un placer en cierto momento con esa copa de alcohol ... pues de decir: vamos a fumarnos un porro aquí. Y he visto cómo ha liado en ese momento un porro y ha sentido el mismo placer de ... ya ... liado ese porro ... no sé ... sentir ese placer de lo que es un porro, )no? Que he dicho antes de que si es un porro creo que no existe ningún tipo de problema de fumarlo, de no pasar de ahí.

 

 

SUJETO: Mujer, 60 años, clase media, conservadora.

 

El sujeto afirma que el romper las fronteras de la ley, en algún momento, puede dar morbo a la hora de conseguir la droga, pero lo que realmente hace que un sujeto se meta en la droga es la presión de los amigos. Por tanto, la droga comienza a consumirse en grupo como un ritual amistad-juventud. Una vez enganchado, el drogadicto no requiere la presencia de sus compañeros, necesita consumirla aunque se solo. Esta opinión de la entrevistada es casi unánime entre todos los entrevistados: se empieza a consumir por los amigos.El grupo de amigos, normalmente, está cohesionado por rasgos comunes, de manera que cuando alguien propone probar un porro, por ejemplo, el resto de compañeros, de carácter y gustos similares, decide probarlo también.De esta manera el consumo se inicia en grupo como ritual.

 

La postura de la entrevistada es totalmente contraria a la legalización. "Habría que cortarla de raíz", afirma ella, opinando que este tema deberían tratarlo con mano dura. El peligro de la legalización del "porro" sería que lo consumiría más gente y en su opinión es un puente para hacia drogas más fuertes. El alcohol y el tabaco, que también considera drogas, asimismo, deberían aumentar su precio, para consumir lo justo.

 

Como corresponde a su ideología, de tinte franquista, el problema de la droga se achaca en gran medida a la liberalización que supone el paso de un régimen dictatorial a una democracia. El legalizarla sería conceder aún mayor libertad de la que tenemos, demasiada en su opinión.

 

Para la entrevistada la iniciación a la droga se debe al caos familiar. Cuando unos padres no prestan atención a sus hijos a éstos les da igual consumir de lante de sus progenitores. Ella, personalmente, ofrecería todo su apoyo "por las buenas" en pro de una pronta rehabilitación. Por otro lado, lad roga es sinónimo de ruptura familiar, quiebra todas las relaciones de familia y de pareja. El ogro de la droga destruye lo más sagrado para una familia católica conservadora: la familia. Por lo tanto, todo aquello capaz de destruir una familia es un gran problema de nuestro siglo. Nunca, por supuesto, se deben dejar de lado a los drogadictos: todos los excesos (alcohol y tabaco también) son perjudiciales y lo mejor es tratar los clínicamente. Ante todo y por encima de de todo, nunca dejar ni abandonar a la familia. Una mujer de las características de la entrevistada vive dedicada a su familia y su hogar prácticamente desde que se casa, por esto es la familia un valor muy fuerte.

La posición de la entrevistada es clara sobre la relación entre delicuencia y droga. Cuando alguien está enganchado no le importa hacer lo que sea (cita la película "El pico"). De esta manera, el acabar con la droga supondría matar "dos pájaros de un tiro", ya que se reduciría al mismo tiempo la delincuenca. Cuando acaba el terror del franquismo el índice de delincuencia se dispara, suponiendo un peligro para la seguridad de todos. Según la entrevistada "demasiada libertad es mala". Sus grandes valores son la salud, el dinero y el amor familiar, que hacen que la libertad de prensa y opinión dejen de tener la importancia que tienen.

 

No influye para nada el nivel adquisitivo en el consumo de estas sustancias. Quien tiene más dinero tiene más fácil el acceso a la droga; quien no lo tiene roba y estafa. Al fin y la cabo consumen lo mismo y al mismo precio.

 

Para el sujeto los inmigrantes influyen negativamente en esta problemática. Los africanos son un problema para la prliferación de los derivados del cannabis. Las drogas más duras las traen de sitios más lejanos como Sudamérica. Cuando se abren las fronteras, años antes de la muerte de "El Caudillo" es cuando comienza el proceso de inmigración. Según la entrevistada antes no había tanta inmigración, y no había tantos problemas. Después de haber nacido en plena Guerra Civil y haber vivido tres décadas bajo el régimen de Franco, en el que la inmigración era prácticamente imposible, es normal que la oleada de inmigración sea la que sufrimos.

 

En un principio los drogadictos conviven con todo el mundo, después buscan sitios más alejados, personas como ellos, le cambian los gustos. "La droga les vuelve locos y los cambia de personalidad. No son ellos mismos". Para el sujeto un adicto está por completo separado de la sociedad. Sin embargo, las apariencias engañan; "no sería capaz de reconocerlos por la calle". Es evidente que cuando la entrevistada piensa en estos grupos se refiere a drogadictos en etapas avanzadas. No es consciente de que el consumo de porros, por ejemplo, está tan generalizado. Tiene por tanto prejuicios contra grupos determinados de la sociedad.

 

El sujeto no cree que la ideología política influya demasiado. Si acaso, los de izquierdas consumen más libremente, mientras que los de derechas se esconden más. Es la eterna apariencia de la izquierda y la derecha. La izquierda es liberal, anticostumbrista. La derecha es conservadora, costumbrista, sin embargo, la droga llega a todos por igual.

 

La entrevistada clasifica las drogas de la siguiente manera: blandas (tabaco y alocohol), intermedias (hachís, drogas de diseño), duras (cocaína, heroína). "Todo con exceso es una droga".

 

 

SUJETO: Mujer, 26 años, clase media, conservadora, católica.

 

Según la entrevistada, se empieza a consumir única y exclusivamente por los amigos . Siempre hay alguien que consume dentro del grupo y que te incita a que lo pruebes. Se consume en grupo, como un ritual del viernes-sábado por la noche.

 

Es unánime, la droga se consume en grupo.Como en una fiesta se compra alcohol, como se beben unas copas en grupo los sábados por las noches... Lo mismo ocurre con las drogas.

 

En cuanto a la legalización, la entrevistada deduce que sería más fácil obtener la droga y consumirla, y porlo tanto arrastraría a gente de menor edad.El alcohol y el tabaco son menos peligrosos que drogas más duras. No a la legalización.

 

En todo ambiente tradicional/conservador constituye una amenaza. La represión es necesaria, el legalizarla sería decir ( adelante podéis tomarla! El alcohol y el tabaco, a pesar de ser drogas, suponen un peligro menor para la sociedad.

 

Para la encuestada el consumo de drogas es un gran riesgo para la estabilidad familiar. Ella afirma que ayudaría a sus hijos si fueran drogadictos, pero jamás permitiría que consumiesen cualquier tipo de droga delante de ella. En cuanto a las relaciones de pareja, la droga es sinónimo de ruptura. Por supuesto, puede ocurrir lo contrario: un caos familiar puede llevar al consumo de drogas.

 

Una vez más, la estabilidad familiar es el germen de la felicidad y la prosperidad. El valor familiar, por una tradición familiar, es la clave para una vida dichosa. Se precisa, por tanto, que nada lo altere. Por esto, por encima de todo está la esta.La droga es una amenaza evidente, hay que combatirla.

 

Sobre la delicuencia, la posición es clara: aquellos que no pueden financiarse su vicio, han de recurrir a la delicuencia. Por tanto, la droga contribuye a aumentar los índices delictivos en nuestro país.La droga, a todas luces, es un mal para la sociedad.

 

 

Hay otros valores como la familia o el amor que suplantan este mal. El llevar este tipo de vida no posibilita alcanzar la vida eterna, la eterna contemplación de Dios. Drogarse y delinquir "está mal", es, "un pecado".

 

La entrevistada piensa que el estatus social no influye para nada en el consumo de drogas. Desde la posición central de la clase media, se puede observar, entonces, que el nivel económico no afecta al consumo. La única diferencia es que los que no tienen dinero recurren al robo y los que tienen acceden a ella fácilmente.

 

En lo referente a la ideología política, la entrevistada es tajante: no importa para nada. Cada uno es consciente de lo que ocurre en la calle y, quiénes consumen, quiénes no...

 

El consumo del porro, por ejemplo, está muy generalizado y afecta prácticamente a todo tipo de personas. El consumo está aparte de ideologías. Es simplemente un ritual más de fiestas del sábado por la noche (al menos para las personas con quien se relacionan).

 

El sujeto no piensa que la inmigración sea un problema por la droga: "vienen a trabajar, ni siquiera consumen". Personas como la entrevistada, que han nacido con la democracia, han convivido toda su vida con la inmigración, sabe quiénes sí o no consumen y han dado de lado a la xenofobia que caracteriza a aquellas personas que han vivido bajo un régimen dictatorial casi fascista. Aún reticentes a la entrada de tanto inmigrante, pero tolerantes, no dudan en excluir a la inmigración del problema que nos ocupa.

 

La entrevistada es consciente de que el consumo de drogas ( sobre todo el porro ) está muy generalizado. Por eso afecta a casi todo tipo y grupo de gente. Si acaso, se va a lugares más discretos para consumir.Sin embargo, a unos se les nota más que a otros.

 

Los jóvenes de hoy, tradicionales o no, son conscientes de la proliferación del porro ( aunque no sean consumidores ), por eso es prácticamente imposible identificar a un grupo por su ropa, por sus gustos... Sin embargo, los prejuicios persisten y a algunos se les nota a simple vista. "Hoy día se fuma en cualquier sitio, incluso a plena luz".

Por último, la jerarquización que hace la entrevistada es la siguiente: drogas blandas ( tabaco, porro, alcohol ), blandas/ duras ( drogas de diseño), duras (cocaína y heroína). El consumo de los derivados del cannabis en la juventud ha propiciado una aceptación social importante en los últimos años.

 

 

SUJETO: Mujer, 50 años, no católica, progresista.

 

En lo que se refiere a la legalización de las drogas blandas la entrevistada declara una actitud afirmativa, según ella su consumo debería estar regido por una ley similar a la del tabaco y el alcohol, estableciéndose así mismo controles de regulación y calidad.

 

Piensa que la situación familiar puede estar relacionada con el consumo de estas drogas suaves en tanto en cuanto la condición y actitud del individuo sean débiles. En cuanto a la problemática de la aparición de nuevas tendencias que condujeran hacia una "cultura de las drogas" la postura de la entrevistada es negativa, ya que piensa que las drogas se han consumido siempre y por tanto siempre han estado incluidas en la cultura. También considera que, en cierta manera, el acceso y consumo de estas sustancias puede estar vinculada al nivel adquisitivo de la persona.

 

Así mismo, la entrevistada afirma que no se pude establecer ninguna conexión entre el uso de estupefacientes y una determinada ideología política, puesto que "la droga la consume cualquiera". Tampoco se puede relacionar con la delincuencia aunque sí piensa que al no estar legalizadas este tipo de sustancias, el consumidor se tiene que introducir en ciertos círculos que le inducen a ejecutar actos delictivos con el fin de acceder al consumo.

 

Por último, la entrevistada afirma que todo tipo de droga es dura, inclusive el tabaco y el alcohol, porque todas crean adicción y a la larga afectan al organismo de forma nociva.

 

 

SUJETO: Mujer, 17 años, clase media-alta, progresista.

 

La entrevistada tiene un conocimiento bastante amplio de todo lo que abarca el ritual de las drogas: consumo, efectos, evolución, tipos...

 

Se muestra a favor de legalización de las drogas blandas. Una legalización que debería seguir un camino análogo a la del alcohol y el tabaco. Además, según la entrevistada, el tráfico de drogas blandas no estaría en manos de grandes traficantes y no se darían esos movimientos tan grandes de dinero negro. Piensa que la situación familiar influye de forma directa en el consumo de drogas blandas. Si la persona no recibe la atención adecuada dentro de la familia busca salidas y cree encontrarlas en estas sustancias. De la misma manera será la familia la que sufra las consecuencias económocas y psicológicas posteriores.

 

Por otra parte, niega la posible aparición de la llamada "cultura de las drogas", ya que piensa que el consumo de éstas ha existido desde tiempos remotos. Lo que sí considera es que existe una noción más amplia sobre las consecuencias e influencias de las drogas en los usuarios. Además la entrevistada afirma que puede haber una relación entre la situación económica y social del individuo y el consumo, puesto que una persona con un nivel alto y cuyas relaciones sociales estén alrededor de movimientos de drogas tiene más fácil el convertirse en consumidor. Asimismo, la entrevistada afirma que no se puede relacionar de forma directa el consumo de drogas con la delincuencia, si bien se puede decir que al no estar legalizadas el consumidor se intoduce en ciertos círculos que pueden llevar a realizar actividades delictivas.

 

La entrevistada niega que el consumo de drogas blandas se pueda relacionar con una determinada ideología política, ya que son las situaciones personales las que llevan a una persona a consumirlas.

 

Por último, en lo que se refiere a la clasificación de las drogas piensa que son duras todas porque su consumo habitual conduce a efectos perjudiciales para el organismo.

 

 

SUJETO: Hombre, 25 años, clase media, progresista.

 

El encuestado cree que, en cuanto al ritual de la droga, los consumidores no se esconden mucho. Consumen en pandillas, y en sitios concretos, mientras piensan que nadie les ve, cosa que desde fuera queda bien clara. Afirma que legalizando las drogas, a corto plazo no se notaría el cambio, y a largo plazo el consumo sería ordinario.

 

Legalizadas las drogas, el encuestado recomienda que los sitios de venta sean concretos, y que la venta sea más o menos dosificada. En cuanto a las drogas blandas, más o menos las acepta, pues afectan al cerebro, al igual que el alcohol y el tabaco. Para esta afirmación, observa que hay países que tienen muy asumido el consumo de drogas a gran escala, y parece no haber problemas. El consumo sería descontrolado, mientras que el número de traficantes descendería, por lo que estos pondrían muchas trabas a la legalización.

 

En cuanto a las drogas duras, el sujeto piensa que la legalización de estas provocaría un caos total.

 

Las drogas destrozan a la familia, la confunden... una familia no sabe cómo actuar.

 

En un principio, hay que apoyar a los miembros Aafectados@, pero al final habría que ceder a los centros de rehabilitación. No admite disculpa posible por parte de los familiares del afectado/a. El encuestado acepta el consumo más bien moderado, y que el consumidor Acontrole@ la situación.

 

Con respecto al alcohol y al tabaco, afirma que son iguales que las drogas blandas, pero sobre todo ahora que se conocen las repercusiones de ambos. Indudablemente, estos productos están mejor vistos, aunque tienen efectos parecidos (incluso peores los del alcohol). Las drogas duras son otra historia, ya que sus efectos son mucho más fuertes.

 

Entre las drogas y la delincuencia no se establece una regla de tres, pero en muchos casos se cumple. El objetivo está claro: el dinero. Bajo los efectos de las drogas, una persona sufre de nerviosismo, alteración... además de una falsa seguridad de sí mismo, lo que radica en violencia. Al querer controlar, uno se vuelve irascible, incluso es capaz de pelar por dar una buena imagen.

 

Ültimamente se tiene como ideal de pasarlo bien el descontrol y la libertad de los que te dota falsamente el consumo de drogas (incluído el alcohol), para motivarse, para demostrar Aalgo@ a los amigos o la música. Todo lo envuelve, es un círculo con una forma de vestir... imágenes agresivas, Ahago lo que quiero@, y lo que falta es, ante todo, es fuerza de voluntad y diversión. Los grupos de movida hoy están mucho más relacionados con las drogas, si bien afirma que las clases sociales no influyen en los grupos de hoy en día. Lo que hay es un mero estereotipo, consecuencia de la falta de ilusión por el futuro. Las drogas son una moda más.

 

El nivel económico, según el sujeto entrevistado, en absoluto tiene una relación directa con las drogas. Todos los grupos económicos prueban, manejan y acceden a las drogas.

 

El tráfico de drogas es el principio de un negocio demasiado peligroso. Los países tercermundistas sin recursos lo ven como un negocio fácil, ya que las costumbres de estos países engloban el consumo como algo curativo...

 

Para el encuestado, la ideología política no influye en el consumo de drogas, aunque habría que decir que los Aliberales@ pueden tener más tolerancia al respecto.

 

La clase baja comercia y consume drogas. Comercia, claro está, para consumirlas. Pero hay que señalar que esta clase está subordinada a la clase alta. Es una mano de obra barata, que posibilita todo el negocio. La clase alta, en consecuencia, consume drogas cómodamente gracias a la clase baja.

 

En cuanto a la jerarquización de las drogas, las más consentidas y aceptadas son las derivadas del cannabis, mientras que las más graves (y de más duros efectos) son la cocaína y las drogas sintéticas, pues en un Arango superior@ están la heroína...

 

 

SUJETO: Hombre, 20 años, clase media, conservador.

 

Sobre la existencia de una cierta forma de ritual alrededor de la droga nuestro entrevistado cree que sí la hay. La gente sale para relacionarse y suele consumir la droga en grupo. En su opinión se deberían legalizar todos los estupefacientes, ya que bajarían los precios y disminuiría la delincuencia. También se perdería ese halo de misterio que envuelve todo lo prohibido, que es uno de los atractivos que atrae a la juventud hacia la droga. Para él la relación entre droga y familia es difícil. Afecta gravemente a la situación económica familiar y suele dificultar la comunicación entre sus miembros. Desde su punto de vista, un diálogo fluido entre padres e hijos sería un importante instrumento de prevención sobre la drogadicción. No ve una importante relación con el alcohol y el tabaco, y achaca más a las malas amistades el hecho de introducirse en el mundo de la droga. Nuestro entrevistado destaca el aumento de la delincuencia como consecuencia de la droga, ya que la mayoría de los drogadictos son de clases económicamente bajas y para poder pagarla tienen que recurrir al robo. La llegada de inmigrantes no supone para él un aumento en el tráfico de estupefacientes, aunque socialmente se piense así. Cree que existe una cierta forma de "cultura" de la droga, el que las toma se mete en un ambiente peculiar, lo que te puede llevar a cambiar tus propios hábitos. Piensa que los políticos no hacen nada para erradicar la drogadicción de nuestra sociedad, acordándose del tema sólo en épocas electorales. La relación entre nivel económico y droga es clara, habiendo estupefaciententes para pobres y otros para ricos. Por último nos hace una clasificación segun el daño que haga cada sustancia al organismo: el cannabis sería lo menos peligroso, y de ahí en adelante todo es nocivo para el cerebro, especialmente la cocaína y los tripis.

 

 

 

 

 

SUJETO: Hombre, 20 años, clase media, conservador.

El joven entrevistado piensa que hay en cierto modo un ritual en el entorno de la droga, se toma con los amigos para relacionarse más y vencer la timidez. Está a favor de la legalización de los estupefacientes, ya que así el dinero iría a parar a las arcas del Estado, y no a los "narcos". Con ese dinero la Seguridad Social podría atender a los "enganchados". La droga puede llegar a destruir una familia, se pierde la comunicación con los padres y puede causar graves perjuicios económicos. En cuanto a la concienciación contra la droga en casa, piensa que depende más del grupo de amigos que de lo que hayas hablado con tus padres. No cree que haya una relación clara del alcohol y el tabaco con las drogas. Hay sustancias que son sustitutas de la bebida como los "tripis" y las pastillas, otras se consumen conjuntamente con el alcohol, como la cocaína. Con respecto al tabaco piensa que no siempre el que fuma cigarrillos consume también cannabis. En cuanto a la delincuencia, nuestro entrevistado ve que está estrechamente unida a la droga, el drogadicto puede llegar a lo que sea con tal de quitarse el "mono". Piensa que la mayoría de los inmigrantes vienen de ilegales, sin un solo papel, y caen fácilmente en las redes de los narcotraficantes, incluso bajo amenazas. La venta de droga se convierte para ellos en un método rápido de ganar dinero. No cree que haya una "cultura" de la droga. Al que no le guste un cierto tipo de música o de moda no va a cambiar sus hábitos por muchas drogas que tome. En cuanto a la cuestión del nivel económico nos hace ver que existen unas ciertas sustancias para los ricos y otras para los pobres. Piensa que los políticos por mucho que quieran no van a poder arreglar el problema, ya que una penosa situación económica puede llevar a alguien a la droga. Mientras haya miseria habrá drogadictos. Jerarquizando los estupefacientes según el daño que hagan al cuerpo, coloca la heroín a en primer lugar, seguida por las pastillas de diseño. En tercer lugar estaría la cocaína y el último puesto sería para el hachís.

 

 

SUJETO: Mujer, 20 años, clase alta, católica.

 

1.SOBRE LA DROGA EN GENERAL.

El sujeto estudiado opina que la droga, la cual no consume, puede favorecer o pérjudicar a las personas, todo depende de la situación social y de la cantidad consumida.

Hay personas que la toman como medio para evadirse de este mundo.Cree que no es necesario.

 

2.TIPOS DE DROGAS.

HIERBAS: Cannabis, hachis...Piensa que pueden tener efectos positivos debido a que som utilizados en gran parte de los medicamentos. Anfetaminas, estupefacientes...

DROGA BLANDA: Alcohol y tabaco

Todo producto que altere el comportamiento normal de una persona es droga, pero socialmente se conoce como algo ilegal.

En esta sociedad está peor visto consumir alcohol y tabaco que droga, teniendo estas ¨drogas blandas¨ los mismos efectos.

Quien no quiere no se engancha, pero el que no piensa en las consecuencias que puede arrastrar este problema y no tiene una personalidad fuerte se engancha. Es como una cadena.

 

3.LEGALIZACION.

No está a favor ni en contra porque le parece mal que la gente consuma todo tipo de drogas, tanto duras como blandas.

Nadie cumple las normas y tanto si la legalizan como si no, la gente va a seguir haciendo lo que sea para conseguirla.

La culpa de la legalización de ciertas drogas es de la sociedad. Dentro de unos años el consumo de droga va ser normal.

 

4.RITUAL Y DROGA.

Sí, es un ritual. Se crea un ambiente, normalmente se consume entre amigos, aunque algunos sólo lo hacen por costumbre (esto puede llevar a efectos negativos como la depresión o el sucidio, entre otros).

 

5.DELINCUENCIA Y DROGA.

La entrevistada no asocia estas dos palabras. No todos acuden a la delincuencia para conseguir droga. Todo el que quiere algo y no puede coseguirlo, ya sea droga u otra cosa, si acude a la de lincuencia.

 

 

6.FAMILIA Y DROGA.

La entrevistada afirma que si ella consumiera se lo diría a sus padres, pero esto depende de la relación que cada cual tenga con ellos.

Si tuviera hijos los apoyaría y lucharía por ellos. Cada uno tiene que afrontar los problemas que se le presentan en la vida. Es más importante la amistad entre padre/hijo.

 

7.INMIGRACION Y DROGADICCION.

La gente que viene de fuera viene para buscar trabajo. Algunos a lo mejor si consumen, pero el que la trae es el que se lo puede permitir.

 

8.NIVEL ECONOMICO.

Este problema no depende del dinero, todos consumen, pero el que no tiene recursos económicos recurre a la delincuencia...porque necesitan drogas, dependen de ellas.

 

9.CULTURA DE LA DROGA.

La forma de vestir, o de pensar, no tiene nada que ver con el consumo de droga. La educación que hemos recibido y los prejuicios de seta sociedad nos hacen mirar con cierta desconfianza a algunas ?tribus urabanas@ o grupos de jóvenes que no se corresponden con el modo de ser de la mayoría. ?Yo, a veces, siento miedo cuando veo a una persona con pintas raras, aunque reconozco que eso no tiene que significar obligatoriamente que consuman drogas@.

 

10.IDEOLOGIA POLITICA.

Los de izquierdas, al ser más liberales, consumen más que los de derechas, que son más traicionalistas. Esto era más palpable quince o veinte años atrás. Ahora tanto los de izquierdas como los de derechas consumen por igual.

 

 

SUJETO: Hombre, 20 años, progresista, consumidor de drogas.

Para el entrevistado la droga sólo es un producto químico que se diferencia del resto de fármacos en que crea adicción. La división de drogas duras o blandas está realizada por los propios exportadores. Para él droga blanda es la natural, la no tratada químicamente, mientras que la droga dura es la modificada por el hombre. El alcohol, sin embargo, lo considera droga dura.

El sujeto piensa que la legalización es algo necesario porque el drogadicto está desamparado por el Estado. La no legalización lleva a la delincuencia y al tráfico negro, beneficiando únicamente estas prácticas a los gobiernos y a los grandes comerciantes. ALo ilegal mueve millones@, porque no cotiza en la Administración. Además la legalización contribuiría a una mayor pureza en las drogas. ALa prohibición fomenta su uso@, por el morbo, la excitación que produce caer en lo ilegal.

El encuestado opina que la delincuencia se solucionaría con la legalización, porque los delitos relacionados con la droga se produce en el momento de necesitarla, no estando bajo sus efectos. Si facilitamos el acceso a la droga reducimos, por tanto, la delincuencia.

Las leyes de extranjería, según nuestro entrevistado, son tan represivas que los que llegan aquí tiene que dedicarse a cualquier cosa para subsistir y por ello caen frecuentemente en la droga.

Para el entrevistado lo correcto es informar sobre cada droga y sobre su aplicación. Considera que la familia es un lugar óptimo para educar a los hijos en el uso de las drogas, evitando su abuso y eludiendo la negación obsoleta.

Según este sujeto sí existe una cultura relacionado con la droga y quizá esto pueda acercar su consumo al gente joven. Pero no considera negativo este apecto. Todo movimiento tiene una expresión estética y musical, sin más complicaciones.

El tópico es que los progresistas consumen más que los conservadores. Para el entrevistado sólo es cuestión de que estos últimos son más hipócritas que los primeros y ocultan su consumo

Por último, considera que la presencia de un ritual es innegable, y se relaciona con el movimiento cultural ya citado. Toda práctica tiene sus ritos como expresión de lo gregario del ser humano.

 

SUJETO: Hombre, 30 años, progresista.

Al preguntarle por las sustancias que consideraría drogas el sujeto alude a las nuevas drogas de diseño, a la heroína y la cocaína. Luego se contradirá. No considera que el alcohol, el tabaco o el hachís sean drogas, ni blandas ni duras, sino productos que nos ofrece la Naturaleza.

Estaría a favor de la legalización de las drogas, pero no de todas, pues excluye las que supone mortales y las que conllevan una adicción fuerte.

Para este joven-adulto hay una relación directa entre las drogas que generan gran adicción y las prácticas delictivas, ya que opina que el impulso que lleva a ellas es irrefrenable. También considera que bajo las drogas subyace un negocio mundial ingente que se apoya en la prohibición legal de estas sustancias, favoreciendo su especulación.

El sujeto no percibe una conexión entre el fenómeno de la inmigración y la droga. Opina que son los gobiernos quienes fomentan este pensamiento.

El entrevistado asegura conocer familias en las que los padres no pohiben el uso de estos productos, incluso consumiéndolos ellos mismos en el hogar, sin que, según él, esto sea perjudicial para la educación de los hijos. Cree que los padres no tienen que fomentar que los hijos fumen drogas, pero tampoco deben tener una actitud represiva sobre este tema. Por otra parte, el encuestado considera que un consumidor de drogas duras -según su propia categoría- sí incide negativamente en el entorno familiar en muchos aspectos. El sujeto piensa que la sociedad ha avanzado mucho y ya no es tan mal visto un toxicómano, gracias a la proliferación de centros de ayuda.

Las drogas blandas nos asocian a una estética particular influida por las genraciones de los setenta y reforzada por grupos musicales. El sujeto piensa que esa estética es muy atractiva para los jóvenes y por tanto puede mover al consumo de estupefacientes suaves, no considerando este fenómeno negativo. Sin embargo, las drogas duras se asocian a ambientes marginales para nada sugerentes. Cada droga, en definitiva, abarca un espectro social y cultural diferente y con distintas manifestaciones estéticas.

El sujeto piensa que no es posible definir una ideología política ni una filosofía de vida concreta relacionadas con las drogas. También por experiencia personal asegura que su consumo se da de igual modo en estratos conservadores, especialmente en los jóvenes de mentalidad tradicional, que no quedan excluídos de la drogadicción.

El encuestado no cree que el rito sirva de atractivo para las drogas, si bien reconoce que en ocasiones son utilizadas como vínculo social en pequeños grupos, pero no le atribuye más importancia a este aspecto.

 

SUJETO: Mujer, 68 años, progresista y a la vez tradicional.

Madre de cinco hijos, uno de elllos fue cierto tiempo adicto a la heroína. Enemiga acérrima de todo tipo de autoritarismo,se autodefine como mujer de izquierdas; ama de casa tradicional, forma parte fundamental de una familia que durante años obtuvo ingresos que podrían ser calificados como altos, aunque en estos momentos las rentas familiares sean las de una familia de clase media.

Nos acercamos a ella con la intención de conocer la opinión que sobre las drogas puede mantener una relación tan directa con este problema y, evidentemente, esperábamos un abierto rachazo hacia este tipo de sustancias. Estas fueron las principales relfexiones que sobre el tema planteó:

Considera el tabaco como una sustancia "muy perjudicial", así como el alcohol una "droga que destruye a las criaturas". Sin embargo declara que "cambiaría siempre a un fumador o a un alcohólico por un heroinómano", puesto que los considera más tolerantes. Por otra parte considera que estas drogas legales se encuentran considerablemante extendidas por entre nuestra sociedad, especialmente entre los jóvenes, debido a las normas de vida actuales ("de tanto consumismo"). Considera, al fin, que existe una diferencia anismal entre las drogas legales y las ilegales. Estas últimas tambien las considera ampliamente extendidas.

Al preguntarle por la existencia de las drogas en ámbitos sociales medios o altos contesta que , "evidentemente, las drogas ilegales están muy presentes en las clases altas: lo que pasa es que a ellos no se les ve". Reitera constantemente que "ellos no tienen que pedir ni robar no hacer las catorce fechorías que tienen que hacer las otras criaturas".

En cuanto al hachís, aunque se muestra claramente contraria al consumo de estas drogas (por constituir el comienzo de un consumo gradual que conduce a los jóvenes hasta la muerte), considera posible su legalización, así como necesaria.

 

El consumo de las drogas con el objeto o la intención pura y simple de buscar un placer o determinadas sensaciones, le parece rotundamente reprobable, "lo más horroroso que hay".

Quizá la opinión más singular de esta persona sea aquella por la que piensa que los gobiernos no emplean todas sus fuerzas en erradicar el tráfico de drogas puesto que "existen intereses económicos y mientras estos intereses existan es muy difícil que esto se quite...". Es más, califica a la policía aduanera como claramente corrupta, así como dice que los servicios de seguridad del Estado "ven venderla y se quedan tan conformes".

La encuestada se muestra convencida de que la sociedad es injusta con los drogadictos, pues margina personas "desgraciadas, verdaderos enfermos".

Por último, opina que determinadas personas sufren una innata tendencia hacia las drogas, es decir, una cierta tendencia a drogarse, a consumir estas sustancias. De modo que, como considera "horrible el negocio que llevan a cabo determinados narcotraficantes", se muestra partidaria de la legalización de las drogas; "el drogadicto se seguirá drogando, esto es más claro que el agua, porque les gusta... y el que no las toma no las va a tomar, y no se enriquecerían los asesinos".

En cuanto al sistema de distribución de las drogas, en un posible futuro, se declara partidaria de una venta en farmacia, aunque no se muestra completamente segura de que la Sanidad pueda llevar a cabo un control serio y riguroso de estas sustancias.

 

 

Plan Nacional y Plan Andaluz sobre Drogas.

 

Durante los años 60 empiezan a nacer en España las primeras experiencias sociológicas de tipo preventivo, puesto que las drogas eran ya un problem preocupante que exigía respuestas desde la sociedad ( por aquel entonces se pensaba que, si realmente existía un conocimiento del riesgo que conlleva el consumo de drogas, simplemente no se accedería a éste ).

 

En los años 70 aparecen por primera vez folletos y diapositivas de la Direcció General de Sanidad sobre el alcoholismo y, a partir de 1975 se inicia por parte de diferentes organismos oficiales, la publicación de material informativo dirigido a las escuelas. Sin embargo, este material es raras ocasiones llegaba a manos de los educadores, que además utilizaban sus propios planteamientos.

 

Podríamos decir que, en realidad, no llegó a axistir una política de actuación a nivel oficial hasta que nace el " Plan Nacional sobre Drogas".

 

 

Plan Nacional sobre Drogas.

 

El 24 de Julio de 1985, el Gobierno aprueba un Plan Nacional sobre Drogas que pretende recoger los criterios de actuación y las medidas prioritarias que las distintas Administraciones ( Central, Atonómica y Local ) desarrollarán para luchar contra el problema de la droga, así como el sistema de coordinación y cooperación que haga posible su efectividad. El Plan Nacional sobre Drogas dicta competencias a las distintas Administraciones tanto en materia de prevención, asistencia y reinserción, y afronta el fenómeno global del uso y abuso de drogas en nuestro país.

 

Los objetivos prioritarios que se pretenden conseguir son:

 

- Reducción de la oferta y la demanda.

 

- Disminución de la inseguridad ciudadana.

 

- Oferta de una Red Pública de Servicios de Atención para el

usuario y la sociedad en su conjunto.

 

- Coordinación y cooperación de las Administraciones.

 

Plan Andaluz sobre Drogas.

 

Dada la situación en la que se encontraba la atención a la drogodependencia en nuestra Comunidad Autónoma, se aprobó un Plan de Actuación por la Comisión Delegada de Bienestar Social de la Junta de Andalucía y, en consecuencia en fecha 3 de Abril de 1985 mediante decretos del Consejo de Gobierno, se establece la creación del "Comisionado para la Droga", como órgano de coordinación, elaboración y ejecución de un proyecto tendente a establecer un Plan General de Actuación en materia de drogodependencia dentro del ámbito de nuestra comunidad.

 

La Junta de Andalucía, preocupada por la problemática de la drogodependencia y la necesidad de dar respuestas a esta realidad social, aprobó en 1985 el Plan Andaluz sobre Drogas. En él se establecen tres áreas de intervención preferentes: la Prevención, la Asistencia y la Promoción Social.El trabajo realizado durante estos años, de forma continua y sistemática por el Equipo de Coordinación en colaboración con Delegaciones de Educación y Ciencia, Centros Provinciales de Drogodependencias, Equipos Educativos, Centros de Profesores, Asociciones de Padres y Madres y Federaciones de APA, es una realidad en cada provincia, que se concretiza en el número de cursos de Formación, Encuentros, Seminarios Permanentes, Proyectos de Innovación y Grupos de Trabajo.

 

Los Centros Provinciales de Drogodependencias son el eje operativo y permanente del programa en ámbito de provincias con funciones de coordinación que se desarrollen sobre drogodependencias en cada una de las provincias, en lo referido a prevención, asistencia, reinserción y promoción social.

 

CONCLUSIONES.

 

Del estudio realizado por este grupo se desprenden varias conclusiones y puntos de vista diferentes, más que nada porque ningún individuo es inmune al tema de la droga y todos parecen tener algo que decir...o algo que opinar, auque no les afecte directamente. Todos los entrevistados han estado encantados de hablar largo y tendido con nosotros. Es un tema interesante, muy extendido en nuestra sociedad. Lo ven en televisión, en cine, lo ven por la calle, a veces, en su propio barrio, en su propio hogar...de alguna manera u otra, todos lo viven.

 

Nos parece interesante señalar algunos cambios en cuanto a la aceptabilidad de la droga, sobre todo desde la llegada de la democracia. Por un lado asistimos a una menor aceptabilidad social de las llamadas "drogas blandas" como el alcohol y el tabaco: la gran parte de los entrevistados afirman que el alcohol es una droga muy peligrosa, sobre todo si se abusa de ella, y sobre el tabaco, no hay demasiadas valoraciones, sin embargo, se considera también una droga. Es curioso, porque los indices de consumo de alcohol crecen vertiginosamente, mientras que los de tabaco han bajado. Esto puede tener su explicación, ya que en los últimos años Sanidad ha asociado el tabaco con el riesgo de contraer cáncer y el consumo de alcohol se ha disparado entre la juventud, quienes proceden fin de semana tras fin de semana, como si de un rito se tratase, a consumir grandes cantidades en algún jardín o plaza.

 

El consumo de alcohol y/o tabaco ha superado las barreras sexuales. El "Ducados" o la copita a dejado de ser la seña de identidad del típico "macho hispánico" y la mujer española de nuestros días lucha en pro de sus derechos y de la igualdad sexual. Por otro lado, el Estado aumenta los lugares destinados a los no-fumadores y encarece los impuestos para alcohol y tabaco. Bajan los indices de aceptabilidad, sin embargo aumenta la aceptabilidad del consumo de marihuana. Apoyado por algunos rumores que circulan entre los profesinales de la medicina, quienes aseguran que el consumo de"porros" no es tan perjudicial como se piensa, y unido a una corriente neo-hippy actual que vuelve a la marihuana como un modo de evasión y expansión, se ha conseguido que el consumo de esta droga deje de verse como un puente a otras más duras como la cocaína y la heroína e incluso que la gran parte de la población se plantee su legalización.

 

Drogas más duras como la cocaína o la heroína siguen viéndose como un gran peligro que puede ser hasta mortal. La juventud española, en su mayoría no está dispuesta a consumir habitualmente, pero una gran parte no descarta el probarla. Los indices de consumo de este tipo de droga no ha variado demasiado, unque es reseñable que el consumo de heroína cae en picado en los noventa.

Para finalizar hacemos mención a las nuevas drogas que se

llevan cosumiendo desde hace pocos años y que derivan del LSD de los sesenta, son las "DROGAS DISEÑO". Han tenido una gran acogida entre el público juvenil, sin embargo de nuestras encuestas se desprende una gran desinformación. Nadie parece saber muy bien en qué consiste está nueva droga, cuáles son sus efectos o cuál es su alcance. Hoy día se intentan sustituir los efectos de este tipo de drogas con bebidas revitalizantes y supuestamente naturales como Red Bull, Reanimator, etc...

 

En las puertas del siglo XXI, parece ser que el consumo de drogas sigue siendo algo muy importante para conseguir divertirse, expandirse o relajarse.

http://grupooptar.tripod.com
                                                                     lazorojo.gif (343 bytes)grupogifa.gif (26793 bytes)